Aries

La vida debe dejarle ver una especie de manual de funcionamiento para que usted descubra el plan original, el drama, su ruta para convertirse evolutivamente en un verdadero ser humano. Ese manual contiene en sí mismo todos los componentes y ciclos pertinentes a usted mismo terrenalmente. He ahí cuales han de ser las cualidades que será capaz de actualizar, según la conciencia y grado de comprensión que tenga; ahí están, en semilla, sus propios impulsos y todos los potenciales latentes para ser desarrollados y expresados a través suyo.

Tauro

En algún momento de su historia personal tiene que convertirse en verdadero ser humano, conociendo primero lo que aún no es usted y, luego, desarrollando sus potenciales para poder lograrlo como una meta o misión definida. Pero, si desapareciera la clasificación que usted hace sobre el bien y el mal, estaría por encima de juzgarse como bueno o como malo; para verse, mejor, como alguien que hace parte de una sola experiencia que debe saber utilizar para su crecimiento interno. ¡Todo es uno que se manifiesta así o asá, aquí o allá! Distancias que para ese uno son inexistentes.




Géminis

¿Sabe usted cuáles son las incapacidades personales que tiene que tratar de superar en la medida de lo posible y, de no poder hacerlo, aceptarlas por comprensión —mas no por resignación— para conocer así cual es el caudal energético que le corresponde para sentirse realizado? Como desear se convierte en lo deseado y ser dependiente le trae infelicidad, ante esto únicamente puede ser feliz… solo. Ahora la vida le informará no solo sobre las propensiones fundamentales de su carácter terrenal, sino también de la totalidad de la persona interior que usted es.

Cáncer

Usted tiene que bajar el centro del ser de su mente al corazón para sentir de una manera diferente. Debe acercarse al centro, como cuando está amorosamente relajado. Su actitud interna ante un suceso externo depende de su estado esencial de conciencia, de su nivel de ser, del trabajo que haya hecho sobre usted mismo. Es decir, qué tanto ha alimentado al guerrero del conocimiento que es usted, como para que éste pueda controlar a la bestia que lo quiere dominar; porque si alimenta sólo al animal en sí mismo, el desnutrido guerrero jamás podrá vencerla.




Leo

¿Acaso recuerda usted cómo era que aspiraba a que se dieran las cosas para poder expresarlas en la presente vida? Ahora debe establecer una correlación directa entre los ciclos estelares de adentro y su vida externa, para poder comprender mejor su devenir terrenal como habitante universal. Recuerde cuál fue el papel que se comprometió a desarrollar, como el derrotero de su alma. Algo en usted, tal vez dicha alma, debió escoger o entender qué era lo mejor para lograr la plenitud existencial; ahora, a ella misma, le corresponde recordar qué se le olvidó.

Virgo

Ha llegado el momento de preguntarse cómo lograr la armonía con usted mismo y con los demás; cómo identificar y vencer a la bestia que lo domina; cómo conocer cuál es su prójimo; cómo saber cuál es su misión en esta vida. Y así, con dichas inquietudes, aplica la enseñanza universal que ha comprendido. Recuerde que en su camino de regreso al origen o al hogar paterno, tiene que amar a la divinidad y al prójimo como a sí mismo. Usted debe ser una persona de fe y no de creencias, como aspirante a ser un Ser Humano allá ‘dentro’ de sí mismo.




Libra

Para vivir en este planeta a usted se le proveyó de un vestido de carne, al igual que cuando a un aspirante que es aceptado en cualquier orden se le da un hábito y deja la ropa vieja atrás. Y como tampoco se puede remendar paño viejo con paño nuevo, sepa también que tarde o temprano tendrá que dejar completamente atrás el viejo ser que era. El vestido es el simbolismo del propio ser de quien lo usa o lo aparenta y eso se lo quitará la muerte. Pero el viejo ser se lo tiene que quitar usted mismo. Tiene que saber comprender, entonces, que es el ‘autoconocimiento’, porque el yo no puede conocerse a sí mismo.

Escorpio

Tal vez a usted ya se le olvidó que es uno, puro, natural e inocente. Pues bien, sepa que nada de eso está manchado, tan solo olvidado. Su vida actual es una magnifica herramienta de trabajo personal para el recuerdo. Usted olvidó no solo quién es y cuál es su origen, sino a qué vino a este planeta. Y para eso le sirve la vida que le permitirá recordar quién era usted, no en cuanto al vestido físico y todo lo que eso implica, asunto sobre el cual lo informaron sus padres, sino para observar su dimensión intangible, ser consciente de su esencia y de lo que no puede medir, ni tocar, ni ver por ahora.




Sagitario

Llegó el momento no sólo de cargar su cerebro de ideas nuevas y frescas, sino de llenarse el corazón de nuevas emociones. Algo que es mucho más importante, porque la velocidad de su centro emocional y de la fe es mayor que la del intelecto y la duda con sus pesadas teorías. La fe y la duda están sembradas en usted como la semilla en la tierra. Si no, ¿de dónde acá el cuento de la semilla de mostaza? ¿Será verdad? Pregunta su limitada mente. ¿Será bien? [CE1]Pregunta su ilimitado corazón. La verdad no necesariamente lo conducirá al bien y más cuando es una verdad personal.

Capricornio

¿Sabe usted por qué ha establecido la relación que tiene con su vida externa? He ahí sus aparentes virtudes y defectos, y la manera como se dedica a cultivar las primeras y a corregir o dominar los segundos. Pronto la vida le dirá lo que es mejor para usted en cuanto al desarrollo evolutivo del ser interno porque, a diferencia del espejo material, este último siempre le ha mostrado más lo que tiene que lo que es. Y, definitivamente, usted no es lo que tiene, usted es lo que es. Pero ¿sabe qué o quién es usted? Sepa, entonces, en dónde y con quien debe vivir para evolucionar.




Acuario

El ‘animal’ en usted, representa las profundas capas de lo inconsciente y del instinto; capas que pueden ser símbolo de las fuerzas y principios cósmicos, espirituales o materiales. Usted debe mantenerse en un constante e infinito movimiento que lo obligue a conocer los opuestos aparentes: el día y la noche, lo masculino y lo femenino, el sí y el no, el yang y el yin, el fuego y el agua, el aire y la tierra, la vida (o espíritu) y la muerte (o carne), lo infinito y lo finito, y así sucesivamente. ¿Cuál de los dos es su camino? Saque la cabeza más allá del cascarón en la cual pretendieron metérsela y… ¡Vea!

Piscis

Ahora haga conciencia de por qué en esta vida no puede haber igualdades; que la única igualdad es la muerte. Es un absurdo aquella frase de cajón que dice que todos somos iguales ante los ojos del Señor, cuando lo que nos hace diferentes es lo que comprendemos. Es imposible que en el mundo haya igualdad o en el derrotero de su vida terrenal, dibujado por usted mismo a través de acciones hechas bajo dicho grado de comprensión. Pero usted debe llegar a ser feliz sin buscar la felicidad, porque ésta depende de usted, así como el ser consciente de por qué ha encarnado y nacido donde lo ha hecho.